Lista de deseos

Síguenos en:

FacebookTwitterYoutubeGoogle+Flickr

Newsletter

Croquis & dibujos con lápiz

El término alemán “Skizze” viene del italiano “schizzo” y significa “croquis”.
Se trata de una representación dibujada o pintada rápidamente hecha de una imagen planeada (croquis) o estudios. Los croquis son especialmente vivos y muy expresivos. Ya con algunas pocas líneas se puede captar el ánimo de una persona o de un momento. Para que ideas y pensamientos puedan concretizarse en un croquis, es necesario un fondo adecuado de pintura.

Recomendación para papel

El papel debería mostrar una superficie fácil de agarrar, áspera, pero también un poco más dura. De ese modo, las categorías de lápices más duros producen menos huellas de presión, la abrasión es más grande de manera que las líneas se hacen más explícitas. Además, la capacidad de borrar es mejor sobre superficies más duras. La encoladura tiene que ser hecha de tal manera que mediante borrar, etc. no se presenta una abrasión de fibras. Si se trabaja con lápices blandos, hay que fijar el dibujo porque de lo contrario pueden ocurrir leves desapariciones.

Los papeles de croquis de Hahnemühle FineArt son especialmente aptos para esas aplicaciones porque estamos ofreciendo muchas calidades con diferentes gramajes y estructuras de la superficie, compuestas de materiales de contenido de alta calidad.

Al grupo de los papeles de croquis más populares de Hahnemühle cuenta el bloque Nostalgie. “Nostalgie” es un papel blanco natural pesado de croquis de 190 g/m² con una facilidad agradable de agarrar. Contiene un hermoso y fino granulado que posibilita una abrasión de colores – para una línea clara e intensa de color. Claro que ese papel de croquis es libre de ácidos y resistente al envejecimiento. Es sobre todo apto para los croquis con lápices, creyones, tiza, pastel, lápiz rojo y otras técnicas de pintura en seco.
El bloque de croquis “Nostalgie” se puede conseguir en los formatos DIN A5 hasta DIN A1 como también como material de pliegos en el formato 50x65 cm.

Nuevo en el programa de Hahnemühle es el bloque de croquis Dessin con un gramaje de 150 g/m² y con espiral. El papel causa la impresión de ser muy liso, sin embargo muestra un granulado muy fino de papel que garantiza una abrasión excelente de color. El tono naturalmente blanco de color del papel proporciona altos contrastes y una intensidad óptima de colores de los croquis o dibujos de pastel. El enlace extremadamente bueno de pigmentos impide la caída de pigmentos no fijados. Los bloques de croquis con espiral, se puede conseguir en los formatos de A2 hasta A6. Teniendo espirales, son muy apropiados para pintar en los viajes.