Producción del papel

Agua pura, fibras naturales, conocimientos técnicos superiores en el proceso de fabricación del papel y un compromiso absoluto con la calidad, son las bases de nuestro éxito desde hace más de 435 años.

La sostenibilidad desempeña un papel relevante en nuestra planta de producción. Hahnemühle se encuentra en el borde de una reserva natural. Por ello, producir papel de una forma que sea respetuosa con el medio ambiente es de suma importancia. La gestión cuidadosa y responsable de recursos valiosos como el agua, las fibras y la energía es imprescindible para nosotros.

 

 

Agua

El agua que usamos para la producción de nuestro papel FineArt proviene directamente del manantial y destaca por su pureza excepcional, lo que nos permite prescindir por completo de su tratamiento químico. Las aguas residuales no contienen sustancias nocivas ni tan siquiera una vez finalizado el ciclo de producción, y pueden volver al río con una elevada calidad del agua. Al lindar con una zona considerada reserva natural por la Directiva relativa a la conservación de los hábitats naturales y de la fauna y flora silvestres (FHH por sus siglas en alemán), durante nuestra producción cumplimos con los requisitos más exigentes en materia de sostenibilidad medioambiental. Esto cuenta con el respaldo del estudio realizado por la Papiertechnische Stiftung en Múnich, (fundación de tecnología del papel) que certifica nuestro comportamiento responsable y especialmente ahorrativo en relación con la utilización del agua.

 

 

Fibras

Nuestra gama de productos comprende más de 500 tipos de distintos papeles artísticos, papeles de filtro y papeles técnicos para su aplicación en la industria y la investigación. Para garantizar la alta pureza del papel, solo se utilizan fibras vírgenes. Utilizamos celulosa sin lignina de distintas especies de árboles de hojas caducas y coníferas de silvicultura sostenible. Gran parte de nuestros distribuidores internacionales cuenta con los certificados de las normas del Consejo de Administración Forestal (FSC) y del Programa para el Reconocimiento de los Sistemas de Certificación Forestal (PEFC). Para nosotros es muy importante utilizar solo fibra virgen que no haya sido tratada con combinaciones de cloro. Por otro lado, los tipos de línteres desempeñan también una función esencial en la producción de nuestro papel 100 % de algodón. Los línteres son fibras finas que rodean las cápsulas de las semillas de la planta del algodón y que constituyen un producto secundario de la industria textil y petrolera. Igualmente, tenemos en cuenta alternativas a la celulosa de crecimiento rápido y respetuosas con los recursos, investigamos y desarrollamos nuevos papeles de materiales como, por ejemplo, el bambú. Nos cercioramos de que los terrenos de cultivo de estas materias primas no se hayan obtenido de la destrucción de bosques tropicales.

 

 

 

Energía

La fabricación del papel consume mucha energía, y nosotros utilizamos electricidad y gas natural. Desde hace ya varios años, nuestra demanda eléctrica está cubierta íntegramente por fuentes energéticas renovables como la eólica, la hidráulica y la solar, gracias a lo que conseguimos evitar la emisión de 3000 toneladas de emisiones de CO2 al año. Se trata de una cifra de la que estamos orgullosos y que queremos reducir aún más. El calor para los rodillos de las máquinas de papel que secan los papeles en el proceso de producción proviene del gas natural. Recuperamos el calor residual y nos mantenemos por debajo del límite legal del 40 % gracias a nuestro proceso de combustión.

 

 

 

Reciclaje

Nuestro tratamiento sostenible de los recursos está íntimamente asociado con el reciclaje. Los residuos de producción y los desperdicios abastecen de nuevo el ciclo de producción y, cuando esto no es posible, se trasladan a otras instalaciones procesadoras. Damos prioridad a las materias primas secundarias —materias primas obtenidas a través del reciclaje— cuando su utilización no supone una merma para la calidad de nuestros productos. Un buen ejemplo de ello son las contraportadas, los tubos y cajas de cartón para empaque y embalaje.